AUDY inolvidable

Toda la noche pase con ella conversando sobre sus inquietudes, no recuerdo bien cuando fue la última vez que ella me visito, tendría ella algo de dieciséis años y asistí a su fiesta de cumpleaños el año anterior en que mis padres eran los padrinos de la noche.

Su gran inquietud fue siempre ser modelo, pero eran épocas en que la falda mini recién se observaba con recelo por las calles en que la condenaban como prenda del demonio, y en las playas solo se veían los trajes de baño que solo permitían broncear esas partes del cuerpo que siempre se lucían desde que dios creo a Eva.

Cuando ya tuvo edad, pues, salió con su gusto de modelar y como su amigo favorito me contaba todo lo que le acontecía con lujo de detalles. Hasta que paso lo que tenía que pasar y que en ese entonces yo no comprendí. Salió embarazada para siempre.

Hoy me visito, y como dije al inicio de esta confesión, conversamos toda la noche y volvió para solo decirme: “Porque tenía que pasar así las cosas, porque los seres humanos son inclinados hacia la destrucción” y con su mirada fija celestial sin mover más los labios me transmitió todo lo demás telepáticamente.

Me hizo recordar la vez que mi padre me llevo muy acicalado de traje dominguero muy apurado él en su vestir y depurado en su apariencia, pues se reuniría con su mejor amigo del clan, tal como me dijo. Salimos después que desempolvo su sombrerito Hatt Fedora, rumbo a Lima y allí almorzamos con un peladito que era alcalde de Miraflores. El Club Unión estaba en todo su esplendor del cual mi padre fue socio toda su vida, allí almorzamos los tres.

Recuerdo marcadamente lo que me dijo: “Eres libre” y me miró fijamente esperando respuesta masona, pues él lo era y mi padre también, pero, Yo no. Dijo a continuación ante mi silencio: “Llegaran épocas en que la depredación, la inconciencia, el poder desmedido será tan incontrolables que solo los preparados y conocedores de la verdad, serán libres” acto seguido me obsequio un libro en donde venía su nombre: Daniel Ruzo. El libro aun lo conservo.

La relación del tema de estos dos personajes que menciono viene a colación pues, la conversación atemporal con Audi, que me decía sobre algo en su pasado tenía mucha relación con la vida actual que ya no vivía en este mundo. Hoy las chicas no tienes limites, los escrúpulos son algo borrado del diccionario, por último la persecución desbordante y delirante sin control del sexo es como un deporte futbolero donde se juega a lo salvaje para que sea válido, donde siempre hay contusos.

A ella la violaron y murió al dar a luz. Y perdí a mi mejor amiga de forma casi apocalíptica.

Entonces para darle algún sentido a nuestra conversación actual, se me vino a la mente lo que dijera Daniel en su libro que me obsequio con respecto a la mal llamada Humanidad actual y dijo textualmente:

“A pesar de las vicisitudes de su existencia la humanidad se multiplica en exceso durante los ochenta y seis siglos de una edad, llega a dominar técnicas que le permiten burlar las leyes eternas”

“El hombre abusa de la naturaleza, exagerando su intervención en ella. Olvida su verdadero destino”

Como pueden palparlo, estamos recorriendo los últimos peldaños de la nueva Torre de Babel de esta des-humanización, Daniel lo dijo en el año 1952: “Esta humanidad morirá por el elemento aire”, te lo explico: Contaminación.

Luego desperté a buscar el libro y poner este post.

Anuncios